Actual

La valentía de una propuesta flamenca

Músicos: Guadiana (cante), Juan Habichuela -nieto- (guitarra), El Moreno (percusión). Lugar: Venta del Gallo. Aforo: Lleno. Fecha: 18 de diciembre de 2009.

Durante estas dos últimas semanas, en la Venta el Gallo le han echado valor y han programado algunas veladas de excepción. Durante jueves, viernes y sábado, destacadas figuras del mundo flamenco han pasado por su escenario. Estos Trasnoches comenzaron con el baile limpio y profundo de Ana Calí, complementado con la sangre y elegancia de La Pitita; continuaron, el día 11, con el carisma de El Extremeño, para pasar, durante los dos sábados, a Los nietos de la rumba y su propuesta de frescura y fiesta; el baile coherente de Raimundo Benítez y Yolanda Cortés alumbró el comienzo de esta semana; y, como plato fuerte, el viernes 18, actuó el cantaor Guadiana.

En la poca asistencia de público, salvo en este último cantaor, estuvo el riesgo de El Gallo. Sea como sea, hay que aplaudir la valentía de esta cueva y sus gestores.

Guadiana estuvo acompañado a la guitarra por un impecable Juan Habichuela y del percusionista Benjamín Santiago, 'El Moreno'. Fue como viajar en primera. El mismo cantaor, profundo, cadencioso, morentiano, aplaudía las falsetas del tocaor. Se encontraba a gusto y así lo demostró, en un concierto que fue creciendo desde la entrada hasta los postres. Se abrió el recital con una soleá, larga y templada. Por levante, mirando a Cartagena, continuó el extremeño, con toques de guitarra exclusivos. ¡No se puede tocar mejor! Los tientos fueron ligeros y acabaron por tangos, donde El Moreno impuso su compás. No obstante, donde convenció definitivamente Guadiana, fue en los jaleos extremeños, el guiño a su tierra.

Un intento de retomar el concierto, después del descanso, dejo solo a Juan Habichuela, luciendo guitarra, y a El Moreno, que lo acompaño en las bulerías. Unos minutos después, entrarían los tres músicos con nuevos bríos, para dejarnos malagueña y abandolao; tangos; seguiriyas, bastante rítmicas, como para baile; y redondear la noche por bulerías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios