El Íbex 35 se dio la vuelta en los últimos compases de la jornada bursátil de ayer y cerró con un ligero avance del 0,05%, suficiente para conservar la cota de los 9.300 puntos que vio peligrar al inicio de la sesión.

En concreto, el selectivo español finalizó la jornada en los 9.324,8 puntos, con la mayoría de sus valores en positivo, tras el consenso alcanzado por las autoridades de China y Estados Unidos sobre cómo resolver sus diferencias con erciales.

En España se conoció que la facturación de las empresas ha regresado a tasas positivas. Así, la cifra de negocios de las compañías subió un 2,3% en septiembre respecto al mismo mes de 2018, en contraste con el recorte del 0,5% que experimentaron en agosto.

En este escenario, los mayores ascensos los protagonizaron Cellnex (+4,33%), Aena (+1,47%), Masmóvil (+1,42%), ACS (+1,18%), Viscofan (+1,13%), Bankia (+0,94%), Sabadell (+0,88%), Grifols (+0,81%), Colonial (+0,78%), Inditex (+0,72%) y Arcelormittal (+0,7%).

En terreno negativo destacaron Ence (-2,23%), Telefónica (-1,22%), Enagás (-1,22%), Santander (-1,14%), Endesa (-1,01%), Naturgy (-0,96%), Meliá (-0,72%), Repsol (-0,61%), Mediaset (-0,5%) y BBVA (-0,49%).

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles con vencimiento a diez años en comparación con sus homólogos alemanes se sitúa en los 76 puntos básicos, con la rentabilidad en el 0,389%.

El resto de bolsas europeas cerró con un comportamiento mixto, con ascensos del 0,19% en Londres y del 0,2% en París y un retroceso del 0,01% en Fráncfort.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios