Jornada de avances en los principales índices mundiales en un día marcado por las elecciones legislativas en EEUU. Los inversores, que anticipaban una mayoría republicana en la Cámara de Representantes y una victoria más ajustada en el Senado, se mantuvieron expectantes ante las posibles consecuencias de una mayoría republicana: un menor gasto público que incrementaría los riesgos de recesión, pero podría reducir las tensiones inflacionistas.

En Europa, las bolsas mantuvieron una evolución estable tras la positiva evolución de las ventas minoristas en la Eurozona (+0,4% mensual en septiembre) y los buenos resultados en el tercer trimestre de empresas como Bayer, que obtuvo un beneficio neto de 546 millones de euros (frente a los 85 millones del mismo periodo en 2021), o Endesa, que acumuló en los nueve primeros meses del año un beneficio de 1.651 millones de euros, un 13% más que hace un año.

El repunte de casos de Covid en China añadió mayor incertidumbre en los mercados. Tras los rumores de una cierta flexibilización en su política cero Covid, las autoridades reafirmaron que continuarán con los confinamientos, lo que podría afectar a la producción de fábricas de empresas como Apple o al funcionamiento de los puertos de Guanghzou o Shenzhen.

En este contexto, el Íbex 35 cerró 7.998,9 puntos tras subir un 0,25%. Las mayores subidas fueron para Grifols (+5,90%), Endesa (+4,70%) y Solaria (+3,88%). En contraste, las mayores caídas se registraron en Bankinter (-1,70%), Caixabank (-1,68%) y Repsol (-1,43%).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios