Análisis

francisco andrés gallardo

Conspiración

Lo del PP en el control de RTVE no tiene nombre (tampoco lo que está haciendo, o deshaciendo, la actual administradora única, Rosa María Mateo). Pero es absolutamente delirante lo de la censura del PP para bloquear durante siete años un telefilme como La conspiración, de Pedro Olea, estrenado en La 2 el pasado viernes. Uno de sus intérpretes, Álex Angulo, falleció hace ya casi cinco años.

Y salvo porque haya estado literalmente vetada la bandera republicana o la mención de la Segunda República en la TVE del PP no hay ninguna justificación política para haber tenido durante siete años, en lamentable ocultación, esta película. Un relato protagonizado por el gaditano Manuel Morón, que da vida al proclamado "director" del golpe de estado del 36, el general Emilio Mola. En el mismo telefilme el director del periódico afín a Mola se queja de la censura que ejerce el Frente Popular. Una situación que terminó sufriendo el guion del también fallecido Elías Querejeta. No se puede vislumbrar qué otro complejo o qué otra vergüenza podrían tener los dirigentes populares para boicotear esta producción durante años, donde por cierto se trazan ciertos paralelismos en el clima político de por entonces con el de ahora. Los extremistas y revanchistas de uno y otro lado se reconocen en el panorama de hoy.

La conspiración es un endeble relato de muy ajustado presupuesto donde le faltan alma y calado a los golpistas y se bosqueja sin profundidad psicológica y con carencias de contexto el delirio de aquellos días en que los españoles tenían muchas ganas de ajustarse las cuentas por las bravas. Queda prendida sin fuerza la posición como víctimas de los familiares (una desaprovechada Silvia Marsó) o de los moderados incapaces de frenar el destino fatal. Que un telefilme fallido con ínfulas haya tenido que esperar siete años para poder ser emitido porque se hablaba de la República y de sus saboteadore es para que los ex dirigentes de RTVE vayan al psicoanalista.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios