GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Dia 66: Partidas de ajedrez Dia 66: Partidas de ajedrez

Dia 66: Partidas de ajedrez / Efe

Mi reino por un momento de paz y tranquilidad. Mi reino por un país donde la decisión final no la hurte un nuevo enjuague político, ni el enésimo enroque de una interminable partida política de ajedrez. ¿Dónde se meterán ahora los que hablaban de ciudadanos como la derecha trifálica como lo hizo la Fiscal General Delgado? ¿Dónde esconderá su verborrea fácil Sánchez y su trifachito? ¿Volveré a oírlos mañana en la Cámara? ¿Con qué cuento estará soñando Inés Arrimadas para conseguir espacios que vuelvan a otorgar rédito electoral a la formación naranja? Es verdad que algo debía hacer Ciudadanos, pero no sé si ha dado precisamente en la línea que su saco de votos necesitaba para reponerlo a niveles más aceptables.

Queda preguntarse por quien definía los “escraches” como elemento consustancial a la democracia y al personaje público. Hoy aprendo que resulta ser otro elemento consustancial a la democracia utilizar las fuerzas de orden público para que al Sr. vicepresidente, que ya supero los seis mil mensuales, no sean de aplicación. Y asi vamos dibujando líneas de esta nueva democracia que emerge con la fuerza de dictatoriales decisiones cuando menos te lo esperas. Para eso está el estado de alarma. Que se lo digan a Tezanos…

Decía que queda por preguntarse por la reacción de ciudadanos. Un partido acostumbrado a curvas aún más picudas que las del propio coronavirus. Les recuero los sucesos de 2009, cuando se presentaron a las europeas confluyendo con una organización a la derecha de Vox denominada Libertas. El batacazo fue quizás mayor que el actual, salvando distancias y proporciones. Diríase que a ciudadanos le pasa lo que a Groucho Marx: tengo un alma, pero si no te gusta, puedo mostrarte otra. El alma socialdemócrata. El alma conservadora.

Me he pasado la vida defendiendo que maniobras como ésta, en el exclusivo ámbito municipal y en la esfera de aquéllas competencias, no sólo se muestran válidas, sino que son plausibles, y demuestran a la ciudadanía un verdadero interés por mostrar administración local más cercana y consecuente con las necesidades sociales, económicas y educativas del municipio. Sean los beneficiarios o no de mi propia ideología. Alabo a quienes saben distinguir ese encuentro, esa táctica, esa ambición en la esfera municipal.

Lo que no aventuro es que este exceso de cintura proponga el mismo efecto a nivel nacional. Que el ciudadano, no sólo lo digiera, sino que aliente como está ahora el patio. No sólo va a tener este problema mañana (por hoy) Sánchez. El giro hacia ciudadanos le provocará un nuevo frente con su socio de Gobierno. El apoyo no es gratis: Ciudadanos impondrá medidas económicas a Sánchez. Podemos, no querrá ni oír hablar de ellas. Nueva encrucijada.

Y queda el condicionado nacionalista. Ese sí que es exigente. Ahí acaban de mentar la soga en casa del ahorcado. Ciudadanos ha vivido, en Cataluña y España, mientras pervivió su eterno enfrentamiento. Como en una telenovela. Cuando dejó de ser Trending topic, sus apoyos terminaron donde ahora. Por eso aventuran un nuevo resurgir en su recuento condicionado por un previsible castigo electoral al socialismo por la crisis sanitaria, y un refugio seguro para aquellos votantes socialistas ásperamente críticos con las cesiones sanchistas al nacionalismo.

Lo dicho. Juguemos al ajerez.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios