Sierra Nevada Arranque de temporada con poca nieve: más juegos que esquí

Trenes El 'espejo' del tren Granada-Motril, la Variante de Pajares asturiana

Jornada de descensos en los principales índices europeos y de EEUU. La avalancha de referencias macroeconómicas y de resultados empresariales da paso a agendas más relajadas. No obstante, en el plano macroeconómico destaca el dato de desempleo de la Eurozona en junio, que se sitúa en el 6,4% y cae a mínimos históricos, lo que indica que el mercado laboral se mantiene saludable a pesar de las preocupaciones sobre un crecimiento débil. En esta misma línea, el dato de la tasa de desempleo de Alemania muestra una tendencia similar situándose en el 5,6%. Por otro lado, el PMI manufacturero de la Eurozona, muestra una situación diferente en 42,7 puntos, en línea con lo previsto, pero aún muy por debajo de la barrera de los 50 puntos que marca el límite entre la contracción y la expansión. El tono resiliente de los indicadores de empleo sigue rebajando los temores a una recesión y, a la vez, la moderación de la inflación hace que los mercados anticipen el fin del proceso de subidas de tipos en EEUU y posiblemente en la Eurozona. En el plano empresarial, los resultados de Wall Street como Apple y Amazon no se conocerán hasta este jueves. Ayer se publicaron los de compañías tan importantes en el sector farmacéutico como Pfizer y Merck, y de Toyota en el sector autos.

En Asia-Pacífico, se publicó ayer el PMI manufacturero de Caixin del mes de julio que empeoró hasta 49,2 puntos, lejos de los 50,3 puntos que se esperaban, algo que apoya de nuevo la inyección de mayores estímulos por parte del China. En este contexto, el Eurostoxx 50 cayó un 1,40% y el Íbex 35 cerró en torno a 9.500 puntos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios