Entre leones

En bucle

Por tercer día consecutivo el PSOE intenta reventar el debate a cuatro: poco confía en las posibilidades de su candidato

LA campaña ha entrado en bucle: no sale del absurdo círculo en el que está desde que el debate que incluía a Vox fue desautorizado por la Junta Electoral Central por incumplir el principio de proporcionalidad: rompió un guión el PSOE había imaginado como el más conveniente para su interés.

Desde entonces, por tercer día consecutivo intenta reventar la posibilidad de que haya un debate a cuatro: los socialistas no deben confiar en las posibilidades de su candidato.

Primero despreció a TVE porque, cumpliendo la ley, se negaba a la exigencia de dar a Santiago Abascal un protagonismo impropio para el candidato de un partido extraparlamentario y que apenas aglutinó el 0,2% del voto en las elecciones a Cortes Generales de 2016.

Cuando el cumplimiento de la legalidad dejaba el debate que sí le proporcionaba las cadenas de Atresmedia en las mismas condiciones que rechazaba en TVE, se evidenciaba aún más su maniobra: optó por decir que sólo iría a la cadena pública y no a las privadas. Y como los otros tres oponentes aceptaban el reto doble, mantenían que también debatirían en Antena 3 y laSexta, ayer el PSOE se descolgó con un comunicado en el que Sánchez imponía dos condiciones: un sólo debate el día 23 y en TVE, que lo propuso para la víspera.

Poco después Rosa María Mateo, que preside RTVE por decreto del Gobierno de Pedro Sánchez, se plegó a esa exigencia y cambió la fecha: sumisión. Y rebelión: los consejos de Informativos de la radiotelevisión pública rechazaron de plano este cambio y lamentaron que no se apueste por la imparcialidad al ajustar su programación a la propuesta de un único partido político: el PSOE.

Por ahora, sigue sin haber debate cerrado: tres candidatos –Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pablo Casado– irán a la privada y Sánchez comparecerá solo en TVE, a la que utiliza burdamente a su conveniencia y antojo: sin disimulo. Y sigue el bucle. Mientras, los votantes esperamos un debate imprescindible en una campaña que, de verdad, durará cuatro días.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios