Análisis

francisco andrés gallardo

Roberto Real

A Roberto Leal en el Carnaval de Cádiz nunca le concedieron la valía que aportaba. Es lo que tiene Cadi, ay, pero la televisión sí ha sabido distinguirle su temperamento y naturalidad. Se lo merece. Operación Triunfo, un formato tan catalán, terminó siendo el justo reconocimiento a un profesional andaluz fajado como nadie en el directo. No siente vértigo ante la luz roja. Sus mejores trabajos siempre han sido sin red. Es Roberto 'Real'. El reportero que destapaba las cacerolas con desparpajo, merodeaba por los chiringuitos al atardecer y mantenía la compostura ante la crónica negra. Su etapa más fructífera fue con Susanna Griso en los mejores tiempos de Susanna Griso. Ahí es donde terminó de sentirse a gusto en un plató, cuando el hilo directo con el público llega a ser un cordón umbilical. El matinal de Antena 3, tan directo, le echa mucho de menos.

Pues bien, no hacía falta que Escala Sur, su cariñoso regreso a la cadena andauza, fuera en directo. El canal autonómico necesita a Roberto 'Real', pero para que haga un espacio con sustancia, con temple, imaginativo (todo eso se presiente) pero que sea diferenciador del resto de la parrilla y de la competencia. Es decir, no hace falta que sea en directo ni que parezca el compadre de Un año de tu vida. Necesitamos a Roberto Leal, no a Toño Moreno: venga, quillo, que hace ya 500 años los andaluces daban la vuelta al mundo. Necesitamos conocer gente interesante. Y a ser posible que no hayan pisado Canal Sur, donde siempre van los mismos. Porque el primer invitado, David DeMaría, gran tío y tal, de la cantera del Canal Fiesta, nos sabemos de memoria sus impresiones y sus constantes vitales. El cantautor de Jerez tuvo para él una hora y sin embargo un andaluz digno de conocer y reconocer, el científico José Antonio Rodríguez Manfredi, estuvo 25 minutos. Dejemos reposar este puchero. La madre que parió a Roberto, Mercedes, Carmina 2, fue la que aportó los mejores ratos de la escala. Se huele ahí un gran formato de media hora, pero estos directivos quieren programas largos, muy largos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios