Lapidario

Acción y reacción

En tiempos de campaña electoral los partidos están a la que salta. Es lo que sucedió después de que el martes el Ayuntamiento acordara la cesión del legado de Juan Manuel Brazam para la capital. Se trata del 'cierre' de un largo proceso que se inició en 2015, a raíz de la exposición 'Diálogos íntimos', y que cuenta con 2.000 piezas africanas, chinas y turcas. Y es que ayer, el Partido Popular saltó a la palestra para criticar que el gobierno socialista de la Plaza del Carmen haya aceptado recibir el legado del artista. El principal argumento de los populares, que Brazam está investigado en Jaén por un posible expolio. La historia tiene su recorrido a todos los niveles y, por ahora, el pintor se remite a que ya lo explicará su abogado cuando el asunto avance. Eso sí, Brazam afirma que informó a los regidores municipales de la situación. Total, como casi todo habrá que esperar al desenlace, pero lo que es evidente es que en tiempo electoral cualquier excusa es buena para buscar las cosquillas al adversario político.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios