GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Bloguero de arrabal

Pablo Alcázar

coleraquiles@gmail.com

Aforismos, peos de lumbre

La prensa, el cuarto poder, también tiene derecho a la pereza, como los otros poderes del Estado

Hoy ejerzo mi derecho a la pereza. Cansado de predicar en los desiertos posverídicos, sin éxito alguno, me echo en manos del más perezoso de los géneros literarios: el aforismo: pensamientos caramelizados, crujientes, nitrogenizados, servidos en lecho de limpia sabiduría. Peos de lumbre, según mi amiga Coco Vida. Ocurrencias que lo asaltan a uno de madrugada, en pleno duermevela, en el filo de la navaja del sueño y la vigía. Creo que me merezco este descanso. Llevo escritos miles de artículos y en algún momento tendría que aflojar. Disparo: 1. Hoy en día, la única forma de hablar en serio, es hacerlo en broma. 2. Las democracias perecen por golpes de Estado violentos o a golpe de inútiles convocatorias electorales. 2. Menos quejarse de las procesiones. Gracias a la intercesión de sus titulares, ha subido el Granada. 3. No me salen las cuentas porque me falta un concejal. 4. Admirábase un cenero / Al ver qué suprema maña / Tienen los niños de España: / Un móvil por sonajero (este, al alimón con Francisco Ortega Alba). 5. La fonología se ha vengado del 'nosotras'. Hay quien se ha sentido excluido y ha dejado de votar a Unidas Podemos por esa ocurrencia. 6. De un votante sadomasoquista: "¡Róbame, róbame mucho, como si fuera esta la primera vez!". 7. De un político ladrón a sus fieles votantes: "¿Qué tendré que hacer para que no me votéis? ¡Mira que me esfuerzo!". 8. Fernando VII juró la Constitución de Cádiz protocolariamente y después la traicionó. ¡Felón! 9. La presidenta del Congreso se puso para su entrevista con el rey un vestido mono, pero un superlazo lo echó a perder. 10. Hay hombres que, cuando les preguntas por la belleza de otros hombres, aunque sean expertos en arte clásico, ponen cara de asco y dicen como escupiendo: "Yo no entiendo de hombres"; yo sí entiendo de vestidos de mujer, y más que voy a entender cuando termine el curso de moda que pienso completar en Carolina Herrera. No me ayuda el que mi ropa la compre siempre en el Kiabi. 11. Hambriento de triunfos y condenas, cómo me gustaría ser Rosalía o jugadora de la selección española de fútbol o, si no, catedrático de derecho constitucional, como Pérez Royo, para entender el juicio del procés. Ya paro. ¡Estoy agotado!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios