GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cambia, todo cambia

Aire fresco

Granada necesita aire fresco para que se ventilen las corruptelas que los de siempre no quieren investigar

En mayo de 2011 un ciclón de aire fresco recorrió las plazas de nuestro país. La gran mayoría de españoles y españolas que estábamos sufriendo de diversa manera los embates de la crisis decidimos apoyar aquel lema que decía: No somos mercancía en manos de políticos y banqueros. La élite que nos había llevado a una crisis sin precedentes nos retó a que nos presentáramos a las elecciones y en mayo de 2015 lo hicimos. Entonces dijimos que el viento del pueblo entraba en las instituciones para limpiar el olor a podrido que se había generado durante décadas de mal gobierno. Desde entonces las candidaturas del cambio han evitado la corrupción y han conseguido reducir la deuda allí donde ganaron las elecciones como en Atarfe o en Madrid. También han generado una nueva forma de gobernar donde la eficiencia ha sustituido al despilfarro, y donde las cuestiones sociales y ambientales han protagonizado la acción pública, incluyendo medidas valientes como limitar el tráfico privado en el Madrid Central de Carmena o promover agencias municipales de la energía en la Barcelona de Colau.

En nuestra ciudad fue también una mujer, Marta Gutiérrez (Vamos Granada) quien nos trajo aire fresco, asumiendo un doble papel fundamental. Primero acabar con la corrupción que había arruinado las arcas municipales y que nos situaba en el pestilente mapa de corruptelas del Partido Popular. Y en segundo lugar apostar por las necesidades de Granada frente a los intereses de los partidos centralistas, generando propuestas clave para abordar eternos problemas como la contaminación atmosférica que ensucia el aire que respiramos 13 veces por minuto.

En esta nueva cita electoral se han sumado al equipo de Vamos Granada dos mujeres clave de la política municipal, que junto a Marta Gutiérrez son sin duda las dos mejores concejalas que han pisado la Plaza del Carmen: Mayte Olalla y Lola Ruiz. Ambas constituyen la mejor garantía para miles de granadinos y granadinas de que en 2019 Vamos Granada está doblando la apuesta contra la corrupción y el mal gobierno. Pero el equipo llega mucho más lejos e incluye a referentes como Antonio Daponte, uno de los mayores expertos en salud pública que tenemos en nuestro país, cuyo papel será fundamental para que las políticas municipales sirvan para disminuir la contaminación y las desigualdades que minan la salud de Granada.

Igual que en 2011 y 2015, Granada necesita aire fresco para que se ventilen las corruptelas que los de siempre no quieren investigar. Necesitamos aire fresco para evitar que la contaminación y otros efectos del mal gobierno acaben con esta ciudad tan maravillosa para vivir. Háganlo posible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios