La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Atacar a la prensa y a la democracia

Todos y cada uno de los medios son el enemigo, sin excepción" dijo Iglesias en 2013

El vicepresidente segundo del Gobierno y el jefe del Estado van juntos, pero con objetivos distintos, a Bolivia. El Rey a asistir a la toma de posesión del nuevo presidente. Iglesias, además, a practicar la agitprop promoviendo un manifiesto en defensa de la democracia. Defender la democracia está siempre muy bien. El problema está en quien lo haga y en si defiende una democracia plena y sin apellidos o una democracia popular, como se llamaban a sí mismas las dictaduras comunistas de la Europa del Este desde 1945 hasta su caída en los años 90. Hoy sólo sobreviven en China, Corea del Norte o Cuba; y en las mentes de los nostálgicos que querrían transformar la "falsa" democracia capitalista en la "verdadera" popular.

En el manifiesto, suscrito por Evo Morales, Dilma Rousseff, Rafael Correa, Alexis Tsipras, Jean Luc Melenchon, los presidentes de Argentina y Bolivia o nuestro ínclito Zapatero, se afirma que "hoy la democracia está amenazada" porque la ultraderecha "se expande a nivel global" propagando "la mentira y la difamación sistemática de los adversarios como instrumentos políticos, apelando a la persecución y la violencia política en distintos países" y sirviéndose de los "poderes comunicacionales" sin escrúpulo en "manipular y tutelar las democracias en defensa de intereses políticos y económicos".

Que la democracia está siempre amenazada por los totalitarismos de izquierdas y de derechas está claro. Que la amenazan en sus propios países algunos de los firmantes del manifiesto, también. Tan claro como que debería preocupar la infiltración en gobiernos de Europa de la extrema derecha y la extrema izquierda. Caso, este último, de España.

Quiero llamar la atención sobre la coherencia de Iglesias en su aversión a la prensa libre de empresa. En septiembre de 2013 dijo: "Todos los medios son el enemigo, sin excepción, salvo Gara. Porque en última instancia los accionistas, los propietarios de los medios de comunicación, están vinculados a los bancos y a capital transnacional de infame reputación e infames actividades". En marzo de 2020 dijo: "Nuestra democracia será mejor cuando los responsables políticos, los policiales y los mediáticos de las cloacas estén en la cárcel". Y el pasado jueves se concretaba en el BOE la mayor amenaza contra la libertad de prensa de nuestra historia democrática. Gracias a Sánchez, Iglesias va cumpliendo su programa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios