DEL estadio Los Cármenes a la Caleta. De banquillo a banquillo y juicio porque toca. Y es que hoy da comienzo la vista por el robo de la caja fuerte del Granada Club de Fútbol el 18 de octubre de 2011. Son tres los acusados por la sustracción de 131.000 euros según reclama la entidad rojiblanca, cantidad que pertenecía a parte de la recaudación por la venta de entradas ante la visita del Barcelona. Entre los procesados figura el jefe de seguridad de la empresa municipal encargada por entonces del mantenimiento y seguridad de la instalación deportiva. Todos se juegan penas de entre 3 y 5 años de prisión. Mañana está previsto que presten declaración el presidente de la entidad rojiblanca, Quique Pina, y el directivo Pedro González. Inicialmente están propuestos por las partes un total de medio centenar de testigos. La historieta es que del dinero sustraído jamás se supo. Otra historia es la que vive la primera plantilla del Granada: es novena en la clasificación de Primera, siete puntos por encima del corte del descenso... y resulta que muchos consideraban una final el partido ante el Valladolid. Y eso que era la última jornada de la primera vuelta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios