China va por Marte

Me vino a la mente una pregunta sobre cómo será el futuro si se hace viable la vida en cualquier planeta

En muchas ocasiones, escondidas en titulares aparentemente inocentes, se esconden noticias que pueden incorporar cambios sociales de enorme calado y que pueden trasladar a la humanidad a un futuro diferente.

Ayer vi en varios medios de comunicación la noticia de que China se lanzaba a la conquista de Marte. Ha lanzado una sonda no tripulada que tendría previsto aterrizar en febrero de 2021 para desarrollar su misión allí a partir de esa fecha. No es la única potencia que busca en Marte un nuevo escenario para futuros proyectos de los que estoy seguro nos gustaría saber su alcance potencial real.

Me vino a la mente una pregunta relativa a cómo será el futuro dentro de 100 o 200 años si la especie humana consigue hacer viable la supervivencia y la vida normal en Marte o en cualquier otro planeta.

Y sabiendo la cantidad de problemas y necesidades que tiene la sociedad actual en general y la sociedad china en particular, no deja de ser curioso que una potencia como China ponga recursos económicos y tecnológicos en cuantías importantes para tratar de conquistar nuevos planetas. Marte es uno de esos planetas deseados desde hace ya muchos años.

¿Qué se busca con la conquista del espacio? ¿Un nuevo control geomilitar que cambie la actual correlación de fuerzas? ¿Investigaciones en condiciones diferentes que puedan después replicarse o conseguir avances novedosos? ¿Nuevos lugares a conquistar para que la especie humana desarrolle nuevas sociedades?

Estoy seguro que en una sociedad como la europea, un proyecto de esta naturaleza pasaría diferentes controles democráticos que podrían arrojar luz y transparencia a los objetivos y a los recursos puestos a disposición de este tipo de proyectos. Seguramente en China esto no es posible ni imaginable en la situación actual.

También estoy seguro que en lo que habitualmente se llama "carrera espacial" merece la pena profundizar en el conocimiento social de estos proyectos y en una mayor apertura hacia el conjunto de la sociedad y sus agentes.

Si China ahora busca nuevos espacios, algo de interés habrá en estos ámbitos. Puede pasar algo parecido a lo que dice el refrán cuando señala aquello de "camarón que se duerme, la corriente se lo lleva".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios