Mirar Granada

Contar los días

No caben e las 420 palabras que limitan este escrito ni la midad de lo que se ha hecho en la ciudad entre julio y octubre

Es un clásico en los menesteres políticos hacer un balance de gestión cuando pasan los primeros 100 días. El porqué de esta costumbre no se cuestiona ni se revisa: es casi un mandato. Y el caso es que la llegada a cualquier puesto de responsabilidad que implique toma de decisiones es siempre el momento más difícil y menos eficaz, puesto que además del inevitable 'aterrizaje' se amontonan ahí casi todos los temas de modificación de la infraestructura necesarios para adecuar la visión de quién llega al cargo con las expectativas que sobre él tiene.

Pero las costumbres son leyes. Por eso el actual gobierno del Ayuntamiento de Granada hizo el pasado viernes su preceptiva rueda de prensa. Por eso en esta semana han aparecido artículos, reseñas, entrevistas, opiniones… ríos de tinta en torno a los 100 días del equipo socialista en la plaza del Carmen.

No cabe, en las 420 palabras que limitan este escrito, ni la mitad de lo que se ha hecho en la ciudad entre el mes de julio y el de octubre. No podría enumerar cada una de las acciones en torno a la calidad del aire, a la limpieza, a la mejora de iluminación o jardines, a los programas educativos, a la puesta en marcha de la participación en el PGOU, al desbloqueo de expedientes de obras, a la recuperación de Casa Ágreda, a las paradas a demanda, a los fondos europeos, a los domingos sin coches, a la apertura de las bibliotecas por las tardes, a la apertura de albergues municipales… Tantas y tantas iniciativas y actuaciones que no caben.

Pero una cosa es segura: en cien días la ciudad ha avanzado más que en dos años. En esos dos años, en manos de una coalición solo preocupada por los sillones, ni Ciudadanos en la alcaldía, ni el PP en todo lo otro fueron capaces de pensar, ni un solo minuto, en Granada y quienes en ella vivimos. Fue el PP quien abandonó el equipo de gobierno dejando descabezado el ayuntamiento. Sigue siendo el PP quien ahora se niega a cualquier pacto para sacar adelante ordenanzas, presupuestos o cualquier medida que ayude a reflotar la ciudad. En estos últimos cien días cada grupo político del ayuntamiento ha dejado bien claros sus intereses, sus objetivos.

A estas alturas, lo importante no puede ser contar los días. Ni siquiera enumerar qué se está haciendo. A estas alturas, en Granada, lo importante es saber con quién cuentan los ciudadanos y ciudadanas para construir un futuro como el que de verdad nos merecemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios