Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

Cuarenta razones

Andalucía ha vuelto al grupo de las regiones más pobres de la UE y se ha pulido 102.000 millones de Fondos Europeos

Aunque en los últimos 15 días la sultana andalusí haya intentado congratularse con los granadinos visitando nuestra provincia 4 veces, hay 40 razones, tantas como años lleva instalado el PSOE en Andalucía, para no votarla en las próximas elecciones autonómicas, pero tampoco al resto de candidatos y partidos que apoyan esta fallida autonomía.

Primera: La imposibilidad constatada de que Granada encuentre encaje en un experimento autonómico artificial, que, tras 40 años, ha demostrado sobradamente su fracaso más absoluto desde todos los puntos de vista, histórico, económico, cultural y social.

Segunda: Como asegura la Comisión Europea, Andalucía tiene el gobierno de peor calidad de España.

Tercera: 40 años dan para instaurar un auténtico régimen, enquistarse en las instituciones y así seguir manteniéndose en el poder otros 40 años, con los votos cautivos de enchufados, paniaguados, subsidiados o subvencionados.

Cuarta: El régimen tiene un aparato sobredimensionado pagado con nuestro dinero, una Administración autonómica inepta, ineficaz, clientelar y parental, que asegura más aún sus futuros sillones.

Quinta: Andalucía ha vuelto al grupo de las regiones más pobres de la UE y se ha pulido -en Granada seguro que no- los 102.000 millones de euros que recibió de los Fondos Europeos.

Sexta: En 40 años el régimen socialista andaluz no ha hecho casi nada por Granada, antes al contrario, la ha postergado, ignorado o perjudicado en pro de otros intereses, hasta convertirla en una región pobre y sin proyección ninguna.

Séptima: Las infraestructuras de estos 40 años son de pena. Hemos tardado varios lustros en contar con una única vía de tranvía metropolitano y ya nos han dado una larga cambiada a su ampliación. También tener varios hospitales es un auténtico problema.

Octava: Lo que cuestan un hospital o una estación de AVE lo despilfarra la Junta en el caso Nevada, por negligencia grave, al no acudir uno de sus Letrados a la vista judicial, provocando que la condenen -y a todos nosotros que somos sus paganinis- a pagar 165,6 millones de euros de indemnización por haber parado las obras del Nevada, cuantía que ya se ha incrementado en otros 7 millones de intereses legales, y que cada día sigue aumentando otros 13.800 euros más.

Novena: Se han quedado con la gestión de la Alhambra, de Sierra Nevada y de su dinero.

Décima: 1.200 millones defraudados en los EREs, 32.000 euros gastados en puticlubs con tarjetas de FAFFE…

Todavía quedan 30 razones…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios