Cuestión de adaptarse

Lo que son las cosas. Cuando nació la LAC, media ciudad montó en cólera por el nuevo funcionamiento de las líneas de autobús. Y ahora que se reconvirtió en el 4 a veces cuesta acostumbrarse a no decir "voy a coger la LAC" cuando aparece uno de esos mastodónticos autobuses azules que ya son parte del paisaje urbano de la ciudad. Es una prueba más de que el ser humano está capacidad para adaptarse a todos los cambios. Los granadinos también.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios