Un viandante despistado puede sentirse observado o incluso dar un respingo del mismo susto cuando pase junto a esta ventana. La obra de arte, digna de desfila junto a los gigantes ,cabezudos y la Tarasca del Corpus, marcando tendencias, puede también que sirva para espantar a algún pájaro, como hace no mucho hacían los compact disc colgados de hilos en las ventanas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios