No está muy claro cuándo, pero parece que tarde o temprano todos debemos dejar atrás la vida infantil y pasar a la adulta, con sus trajes, sus reuniones de trabajo y sus prisas. Llega un momento en el que, por ejemplo, hay que dejar de ver series de animación para pasar a ver series 'para adultos' como The Wire, pese a que muchas producciones del primer tipo no tienen nada que envidiar a las del segundo. Estas líneas son para defender a la infancia y su modo de afrontar la vida, sin agobios, con una sonrisa en la cara y, lo más importante, sabiendo perdonar a los demás y volver a jugar juntos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios