Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

De Granada, nada

De los 14 partidos que se presentan a las elecciones generales en la provincia, ninguno alude a Granada

Psoe, PP, Cs, Unidas Podemos, Vox, Más País-Equo, PACMA, Andalucía por sí, Partido Comunista del Pueblo Andaluz, Por un Mundo Más Justo, Convergencia Andaluza, Izquierda Anticapitalista Revolucionaria, Recortes Cero-Grupo Verde, Partido Comunista de los Trabajadores de España. Estos son los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales del 10-N por la provincia de Granada.

¿Echan de menos algo? Pues sí… ninguna de las candidaturas lleva en su nombre alusión alguna a Granada, cuando, siendo la circunscripción electoral provincial, se supone que sus señorías van a trabajar en las Cortes, no sólo por los intereses de España, sino también por los de Granada.

Es meramente simbólico. Que las candidaturas que se comprometan a trabajar por Granada por encima de otros intereses personales o partidistas añadieran en sus denominaciones "convocatoria por Granada" o alguna mención similar sería un pequeño guiño a nuestra postergada región, que significaría mucho para quien vemos con preocupación el futuro de Granada, porque quizás supondría que pretenden por fin luchar por llevarla definitivamente al siglo XXI y pelear en Madrid por conseguir la prosperidad que sí han conseguido, sin ir más lejos, Sevilla o Málaga.

Y si a este panorama añadimos la tensión del vodevil del Ayuntamiento, con socios enfrentados por el 2+2 aunque disimulen en público, la situación se torna muy preocupante para Granada y los granadinos, por lo que el luchar por los derechos de Granada en las Cortes se hace aún más acuciante.

Pero está visto que por estos lares los partidos, cuando actúan en clave nacional, excluyen de sus acciones fundamentales la perspectiva regional o provincial, a pesar de que los políticos nacionales deben mirar por todos los territorios de España, y mayormente aún por las circunscripciones que los han elegido.

Recuerden los logros de Oramas o Quevedo, que consiguieron para su región una lluvia de 500 millones de euros de los presupuestos por apoyar los de Rajoy. Cosa que podría conseguirse perfectamente para nuestra región si tuviese diputados que velaran verdaderamente por los intereses de Granada.

Pero mientras eso no suceda, de Granada, nada. Y no parece que los partidos nacionales vayan a poner remedio a nuestra situación, ya lo han demostrado. Tendría que ser una formación granadina la que consiguiera tales logros en Madrid. Eso sí que cambiaría nuestra perspectiva real de progreso. Entre tanto, seguiremos constatando que, de Granada, nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios