El hecho de que los lisiados enseñen sus miembros tullidos, los muñones de sus amputaciones o sus deformidades para mendigar unas monedas, suena a España de otros tiempos. Parece cosa del pasado del país como forman parte de la historia expresiones como que en España no se pone el sol o que una ardilla puede cruzar de punta a punta el país a través de las copas de los árboles. La crisis actual puede hacerlas regresar al presente y si la cosa sigue a este ritmo volverá a ser cierto que muchos se echen migas por encima de un buen abrigo para que parezca que han comido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios