En tránsito

Impuestos

¿Es justo que suba los impuestos un Gobierno con 22 ministerios, algunos de los cuales sirven para muy poco?

Supongo que es inevitable subir los impuestos en una época como ésta de ruina económica generalizada. Ya sé que hay economistas -muchos- que desaconsejan subirlos, y probablemente tendrán sus razones, pero es evidente que el Estado -en todas sus modalidades- debe hacer frente a un aluvión de gastos y que es imprescindible recaudar más dinero. Hasta aquí, todo parece lógico. Lo que no parece tan lógico es que ese mismo Estado -con el Gobierno de la nación al frente- no haga ningún esfuerzo de disminución del gasto superfluo y del costosísimo mantenimiento de centenares de organismos innecesarios que sólo sirven para colocar a amiguetes y a militantes necesitados de una nómina. Está bien que todos nos sacrifiquemos, sí, pero es una burla para los ciudadanos que el Estado no haga recortes en los gastos que no tienen ninguna justificación. ¿Es justo que nos suba los impuestos un Gobierno central que tiene 22 ministerios, algunos dedicados -como el de Consumo- a tareas tan urgentes como recordarnos cuáles son las frutas de temporada? ¿Tiene sentido el Ministerio de Universidades? ¿Y el de Ciencia? Si hacemos memoria, nos cuesta saber a qué se han dedicado los titulares de estos ministerios durante la pandemia. Quizá se han quedado hibernados en alguna grieta del espacio/tiempo y no nos hemos enterado.

Y por otra parte, ¿es justo que se suban los impuestos sin que se haga una reforma que evite que los verdaderamente ricos paguen muchos menos impuestos, en proporción, que las personas de clase media o de clase trabajadora? Todos sabemos que hay mil triquiñuelas financieras -sociedades interpuestas, sobre todo -por las cuales alguien que gana mil millones al año paga mucho menos que alguien que gana 60.000 euros. Y todos sabemos que hay fórmulas por las que la gente más rica elude los impuestos de sucesiones o de herencias con toda clase de argucias legales. ¿Se remediarán estas injusticias? Me juego lo que quieran a que no.

¿Y qué pasa con el régimen fiscal del País Vasco y Navarra, que responde a no se sabe qué privilegios feudales que los demás no disfrutamos? ¿Y qué pasa con el gasto desbocado de las comunidades como Cataluña, gobernadas por una clase política irresponsable cuya edad mental no pasa de los siete años? ¿Es lícito aumentar los impuestos mientras ocurren todas estas cosas? Ustedes mismos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios