En la trastienda

Litronas al fresquito

Beber cerveza en el borde del río a la altura del embarcadero se ha convertido en la nueva moda. En las últimas semanas, coincidiendo con las denuncias de los vecinos por la suciedad, en las aguas del Genil se han pido ver algunas botellas flotando. Litronas que no nacen en Sierra Nevada y descienden hasta la capital, no. Son lanzadas por las personas que deciden echarse un refrigerio y, cuando ven las luces azules de la Policía Local asomar, deciden deshacerse de las pruebas para ahorrarse la multa. Una falta de educación y de limpieza de quienes creen que la calle es su vertedero.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios