La chauna

José Torrente

torrente.j@gmail.com

María Dolores o Lola

La rima del poeta no puede completarse con bragueta, pero si 'El Jueves' se mofa de la reina es libertad de expresión

Que Cospedal dimita y no lo haga la ministra Delgado demuestra que para ciertos escándalos mediáticos de la España política, no es lo mismo ser de una acera u otra, aunque la culpa sea idéntica, Villarejo mediante. Dicho para que me entiendan: no pesa la culpa igual por una María Dolores del PP que por la Lola de Pedro.

María Dolores De Cospedal ha dimitido y aún no lo ha hecho Lola Delgado. Sorprende que reunirse con la cloaca villareja tenga efectos distintos para la nueva política, según sea de conservadora o progresista la cita. Ni es la única, ni será la última prueba empírica del doble rasero de las izquierdas.

Publicar un poema de verso libre y jeringada intención, contra la pareja del venerado líder exiliado de Vallecas en Galapagar, provoca, tras la querella, que un juez condene a pagar una multa por importe del doble de lo que el Ayuntamiento de Granada dota al premio internacional de poesía Federico García Lorca. Generosa sentencia judicial por ingenuo verso del aficionado rapsoda contra la fémina humillada por un cuarteto. Quien pillara tal suma entre los auténticos poetas.

En un país en trance pro igualdad, la rima del poeta no puede completarse con bragueta. Pero si una revista como El Jueves, ni más ni menos que desde su portada, se mofa, sin recato, de la reina Leticia en postura sexual sumisa y poco decorosa dando placer al Rey, la vejación desaparece como ofensa y se convierte en derecho a la libertad de expresión por razón de su republicana intención.

Nos aleccionan nuestras izquierdas -lo intentan- de lo machista de ese poema de verso zafio (una estrofa: 70.000 euros de multa), y lo trivial que es decir públicamente como dijo Pablo Iglesias el de la gente, que "azotaría hasta sangrar" a la ex de Carlos Herrera, esa Montero que también rima con dinero pero que no es doña Inés, sino Mariló. Nunca halló escándalo, ni sentencia similar contra el de Podemos. A pesar del chorreante e intolerable machismo de la frase de Pablenin. La doble vara.

Como cuando Susana Díaz excusa y justifica el nepotismo con su marido y su cuñada por ser "unos currantes". El PSOE no enchufa sino que, más sutiles, recomiendan listados subrayados de militantes y compañeros de objetivos. Y los colocan igual, oiga.

No me llames María Dolores; mejor llámame Lola.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios