Planazo. Coger el Metro y recorrer las estaciones camino de Armilla o Maracena. Bajarse para tomar unas tapas, reposar y volver a subir camino de casa. Siesta, lectura y peli. Sin duda los domingos son mejores desde que está el Metro. Los granadinos han recibido con alegría este nuevo medio de transporte que se llena cada fin de semana. Por el contrario los autobuses parecen haber perdido brillo. Ayer, sobre las 12:30 el SN2 que cubre parte del recorrido del Metro discurría tranquilo camino de la estación. Subir al Metro parece ya una actividad en sí misma del domingo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios