La Asamblea de la Federación Española de Fútbol reeligió ayer a Luis Rubiales como presidente hasta 2024 con un total de 95 votos a favor y diez en blanco. Se presentaba como candidato único después de llegar al cargo en mayo de 2018, cuando impulsó una moción de censura contra la directiva que encabezaba Juan Luis Larrea. Rubiales, como cualquiera que ocupa un sillón de similares características, es centro constante de críticas, principalmente por su gestión global, aunque siempre muy ligadas a los resultados de las Selección absoluta masculina. Sirva como recuerdo que cuando entró en la Federación, una de sus primeras decisiones fue destituir a Julen Lopetegui como seleccionador nacional por negociar a la par con el Real Madrid. Pero si tiene algo Luis Rubiales es que se siente motrileño allá por donde va. Y así lo demostró ayer tras ser reelegido como presidente de la RFEF, cuando en su discurso remarcó que tiene dos equipos especiales en su vida: "El Motril, el equipo de mi ciudad, y el Levante, el equipo que me permitió cumplir el sueño de jugar en Primera". Motril existe. ¡Mucho Motril!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios