Lapidario

Movimiento naranja

Ni 24 horas ha tardado en 'regenerarse' la ya exdelegada de Turismo, Justicia, Regeneración y Administración elegida por Ciudadanos. Se trata de una nueva plusmarca política que tal y como están las cosas cada vez será más difícil de batir. El pecado de la abogada Elisa Fernández-Vivancos no es otro que haber sido la responsable de 'un descuido' jurídico con un resultado de una multa de 165 millones euros a pagar del erario en el famoso caso Nevada que marcará el resto de su vida. Al menos han estado rápidos los naranjas en zanjar la crisis y despejar el camino. En cualquier caso hay dos cuestiones de fondo que subyacen de esta renuncia de la delegada. La primera es lo difícil que es despegarse del pasado y llegar inmaculado y sin tachas a un cargo, como también es complicado asumir esa carga anterior y tomar una decisión en consecuencia. El otro tema es que se demuestra que Cs no tenía muy atados sus nombramientos y que está teniendo muchas trabas para encontrar a buenos perfiles, ya que las municipales están a la vuelta de la esquina y a los naranjas no les sobran los candidatos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios