La chauna

José Torrente

torrente.j@gmail.com

Ofendiditos

La carga de la brigada ligera empieza cuando se hace pública cualquier inoportuna frase de reflexión crítica

Lo práctico para un resultado electoral favorable no es sólo proponer un buen programa para un mejor impulso social o económico. En Andalucía desde hace muchos años la mejor táctica socialista ante las urnas es hacerse el ofendidito cuando alguien fuera de las redes del régimen, se permite la desautorizada libertad de criticar la gestión y defectos del PSOE. Especialmente si la perorata viene de un despistado del PP allende Despeñaperros.

La carga de la brigada ligera empieza cuando se hace pública cualquier inoportuna frase de reflexión crítica. El ofendidito progresista de guardia hace saltar de inmediato el protocolo de ofensas anti andaluzas de Susana. Se activa subrayando el exceso según baremo al uso socialí, y mandando a la trinchera al pelotón de ataque con el primer disparo de Susana desde su móvil en Triana. Es lo típico en la escuela de confrontación que activaran Zarrías, Chaves y Griñán, adecuada a estos tiempos de tuits, hashtags y posts.

La división acorazada de San Telmo está bien engrasada para sobredimensionar supuestas ofensas y afear el antiandalucismo presunto de la derecha. Incluso se provoca con algún anuncio populista al uso, para remover los sentimientos andasulíes, que diría Manolo el del autobombo. No es por lo que se dice, razonablemente crítico, sino por quien lo dice. Es una baza que les regalan gratuitamente desde peperos mundi en acción, y que el comando Brunete del PSOE-A agradece desde su profana fortaleza sevillana.

La alarma salta cuando se mencionan las palabras PER, PISA, educación, paro, machismo o sanidad privada. No hay crítica a la muy mejorable gestión socialista en Andalucía que no merezca el envío del escuadrón de gastadores tuiteros y facebookeros a poner en la punta del sable al atrevido e imprudente debatiente que las use, haciéndole culpable de lesa Andalucía.

De paso que despistan el debate real evitando que se hable de la verdad de su mal gobierno, confunden el todo andaluz con su parte socialista. Andalucía, como la izquierda, son ellos, invictos progres de la España cañí de Canal Sur, y no van a permitir rendijas sobre las que se cuele crítica alguna. Maduritos en potencia. Si hasta el doctor Sánchez dijo el sábado en Sevilla que Susana Díaz era su espejo. Fíjense el control del régimen, hasta qué punto dicta discursos a favor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios