Cajón de sastre

Pompa y circunstancia

Los titulares siempre son pura pompa, de esas que gustan a los presidentes, anteriores y futuros

A pocos días del comienzo del curso hemos de agradecer al señor Presidente del Gobierno que facilite la tarea del profesorado incluyendo la perspectiva de género en los problemas que plantea. Aclaremos que en las declaraciones que abrían la portada de un diario nacional, voz máxima del progresismo patrio, del pasado domingo, se decía que, usted querido lector o yo mismo, íbamos a pagar de luz en 2021 lo mismo que en 2018. Ese era el titular. En lo impreso, en páginas interiores, se dice que los españoles en 2021 habrán pagado lo mismo o semejante que en 2018 con el IPC descontado. Oídas las declaraciones en una emisora de radio, se oye decir que en cantidad semejante o similar. Gran pompa.

Los titulares siempre son pura pompa, de esas que tanto gustan a los presidentes. Al actual, a los anteriores y, seguro, a los futuros. Y tras el boato, pongamos las circunstancias en las que trabajaran nuestros profesores. Primero fue la palabra, y el profesorado de lengua española o castellana, no se enfaden ciertas comunidades autónomas, podrá discutir con sus estudiantes si "igual", "similar" o "semejante" pueden considerarse sinónimos totales o parciales, o más bien son hiperónimos o hipónimos. Vaya lío. Quizás el profesor de matemáticas, antes de entrar en números, pueda aportar sus ideas sobre el significado de la semejanza y la igualdad, con ello conseguiremos una discusión transversal sobre competencias y capacidades tan del gusto de la pedagogía moderna que propone el ministro de universidades. Se harán las consultas pertinentes en Internet para no tener que acudir a la memoria.

En todo caso, y aunque duela, tendremos que hacer algunas cuentas aritméticas para comprobar que la pompa no se desinfla (eso sería geometría). Habrá que sumar las facturas de la luz (supongo se refiere al consumo de electricidad) del año 2018 y compararlas con las del 2021 y ¡Ojo, descontar el IPC!. Uf, hay que hacer un cálculo compuesto, pues el IPC viene en porcentaje y restárselo al total. Esto puede dar lugar a más de una clase de refuerzo y quizás a alguna protesta de los padres por exceso de deberes a sus hijos. Deberemos incorporar al grupo de trabajo interdisciplinar al profesor de Ética o de Valores Ciudadanos para aclarar que esta tarea extra deben realizarla solo los padres (varones digo) mientras están en la circunstancia de planchar o poner la lavadora. Hay que reconocer que la pompa del presidente es una genialidad y ayudará mucho al profesorado en el inicio del nuevo curso. Vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios