GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Responsabilidad

Tan importante es el acierto de las medidas por parte de las autoridades sanitarias como lo que ha¡gamos cada uno

Estamos en situación de alarma. En este momento y con lo que ya sabemos sobre la alerta sanitaria por la pandemia causada por el Covid-19 procedente de China, se puede afirmar que nos enfrentamos a una situación inédita. Nunca, en los tiempos modernos, se ha visto un efecto tan devastador en la vida social y en la economía global como consecuencia de una pandemia por enfermedad infecciosa.

El daño a la salud es general y requiere medidas sanitarias del tipo de las que se están aplicando hasta ahora y es un daño más intenso en la salud de personas con varias patologías y con más edad; por eso, es a este colectivo a quien más hay que proteger. Para ello, las medidas adoptadas restringiendo la movilidad y la aglomeración de personas en el ámbito educativo y otros espacios públicos, pretenden actuar decisivamente en el objetivo de evitar contagios y hacer que la curva epidémica se aplane para asegurar que los servicios de salud no se vean desbordados y puedan atender adecuadamente aquellos casos más graves.

Pero tan importante es el acierto en la intensidad y en el tipo de medidas que se apliquen por parte de las autoridades sanitarias como lo que hagamos cada uno de nosotros. Toca actuar con responsabilidad por nuestra parte. Las medidas preventivas que se recomiendan son de eficacia demostrada si las aplicamos en nuestra vida cotidiana para evitar la transmisión del virus.

Toca que nos lavemos las manos con frecuencia, que usemos pañuelos desechables, que no besemos o abracemos a otras personas o que evitemos estar fuera de casa en lugares con aglomeración de personas, que son algunas de las medidas preventivas que se recomiendan para disminuir la incidencia de la enfermedad.

Es la hora de demostrar que somos una sociedad fuerte y cohesionada en la que los valores de solidaridad y de responsabilidad prevalecen sobre cualquier otra consideración porque podemos vencer esta pandemia con nuestra aportación particular que, sumada a la de cada uno de nosotros, puede romper la cadena de contagio y ofrecer en un futuro inmediato una disminución de la incidencia de infección por coronavirus. Es lo que toca ahora. Toca responsabilidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios