GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

¿Septiembre con investidura?

Estamos en una encrucijada que requiere que todos los partidos arrimen el hombro. Y eso, hoy no lo tenemos

Comienza hoy un nuevo mes de septiembre que, en esta ocasión, traerá la solución al interrogante que presenta la actualidad política sobre si habrá o no nuevas elecciones generales. Solo septiembre lo sabe. ¡Ah! Y algún líder político.

Es amplia la opinión de la ciudadanía contraria a esta posibilidad ya que supondría una nueva repetición electoral después de la que vivimos en 2016. De repetirse las elecciones, en el mejor de los casos no habría un nuevo gobierno hasta febrero de 2020 y habremos sumado casi 5 años de legislaturas inservibles para el abordaje de las reformas necesarias en muchas de las políticas públicas de las que depende la buena marcha de la economía y el bienestar general.

Tras las elecciones de abril de este año, es claro que el PSOE fue el partido ganador y Pedro Sánchez el único candidato con posibilidades reales de presidir un nuevo gobierno. Ninguna otra alternativa es viable con los resultados electorales en la mano debido la fragmentación de la representación parlamentaria.

Así que o los grandes partidos de la derecha (PP y Ciudadanos) asumen este resultado y con su abstención evitan la repetición electoral, o se puede concluir que prefieren la repetición como una segunda oportunidad. O una cosa o la otra.

Y en la izquierda, o Unidas Podemos llega a un acuerdo con el PSOE sea una coalición o un apoyo a programa de gobierno monocolor socialista (que requiere apoyo o abstención de PNV, ERC, Junts y otros), o se podrá concluir también que prefieren la repetición. O una cosa o la otra.

Si no hay investidura en septiembre, la responsabilidad de repetir las elecciones es de todos los grandes partidos que no ganaron las elecciones. La ciudadanía lo juzgará con su abstención y con su voto. Y acataremos el resultado de esas nuevas elecciones. Yo desde luego, sí, como hice con las de abril y con todas las celebradas desde 1977 hasta ahora.

Pero desde mi punto de vista la responsabilidad de la repetición sería, sobre todos, de Ciudadanos que está hace meses en la contradicción de todas las consideraciones que argumentaron para justificar su nacimiento como nuevo partido político. Aplican una política inútil para el país.

Y es que se necesita un gobierno cuanto antes; un gobierno surgido del respeto al resultado de las elecciones. Un gobierno que sea capaz de aplicar un programa progresista con medidas que fueron comprometidas y apoyadas por la mayoría de la sociedad en abril. Pero, sobre todo, se necesita un gobierno y unos partidos de oposición que sean capaces de pactar reformas en políticas de Estado. Porque hoy, como sucedió en la transición de 1978, estamos en una encrucijada que requiere que todos los partidos arrimen el hombro. Y eso, hoy no lo tenemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios