Ojalá sí. Esa es la respuesta. Que la manifestación del campo de hoy en Granada y todas las que se están repitiendo por España estos días, con los chalecos amarillos como signo distintivo, sirvan para llamar la atención a la sociedad de la importancia que tiene el campo. Nuestro campo. Especialmente a los capitalinos, muchos de los cuales hoy estarán más preocupados de que tienen que ingeniárselas para no caer en el colapso de los tractores diciendo alto y fuerte que sin la agricultura sin nuestros pueblos y sin nuestros empresarias y jornaleros no somos nada. Habrá incluso quien piense que vaya con los agricultores cortando la ciudad así por que sí. Cínicos todos ellos como es hipócrita esta sociedad que ha descuidado el campo y la agricultura y sólo le echa cuentas en tiempos así. Igual pasa con lo que están en parlamentos, congresos o en sus poltronas políticas que, de repente, se dan cuenta de la importancia que tiene el sector primario y la agricultura en nuestras vidas cuando las cosas se mueven. Mientras tanto sirve de moneda de cambio en Europa. Ojalá lo de hoy sirva y que los políticos sepan están en su lugar, apoyando y anotando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios