Salud sin fronteras

Socialismo y futuro

El modelo de Estado de Bienestar va a requerir reformas en los ámbitos laboral, tecnolócigo y fiscal

El 40 Congreso del PSOE que se celebra este fin de semana en Valencia tiene que culminar con una renovación del proyecto político de nuestra socialdemocracia para poder ofrecer respuestas válidas a los actuales desafíos sociales.

Se celebra en un momento muy trascendental, dado que vivimos una situación de grandes transformaciones derivadas de adelantos tecnológicos que nos sitúan en un verdadero cambio civilizatorio que anuncia la llegada de una nueva revolución industrial, impulsada por la digitalización, la inteligencia artificial o la descarbonización de nuestro modelo productivo.

En este contexto y ante la evolución demográfica que se caracteriza por un fuerte envejecimiento poblacional, el modelo de Estado de Bienestar y su sostenibilidad va a requerir importantes reformas en los ámbitos laboral, tecnológico y fiscal para hacer posible un futuro de progreso, cohesión y equidad, que sólo puede llegar de la mano de una socialdemocracia renovada.

Junto a esto, establecer respuestas válidas que permitan fortalecer a la democracia y evitar el crecimiento de la extrema derecha, va a requerir un esfuerzo por atraer a esta senda a los sectores más templados de la derecha española que deberían recibir propuestas de nuevas medidas para acordar más transparencia y nuevos criterios de ética social y política en la gestión de los intereses públicos desde las instituciones del Estado.

Además de nuevas reglas para unas relaciones laborales con derechos para la dignidad de los trabajadores, además de políticas renovadas para asegurar la igualdad entre mujeres y hombres o para fortalecer los servicios públicos que son básicos para la dignidad de las personas (educación, sanidad, servicios sociales o pensiones), conviene recuperar cuanto antes el atractivo de la política y de lo público.

Un atractivo demasiado denostado para muchas personas muy válidas que, hoy por hoy, no tienen cabida ni interés en la política, dados los esquemas actuales, demasiado simplistas y excluyentes. Los retos de la sociedad de hoy requieren de lo mejor de la sociedad para encauzar hacia el progreso las repuestas adecuadas a las aspiraciones de la mayoría de la sociedad. Por eso es clave hacer atractiva la política y la socialdemocracia a las personas. De eso se trata.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios