Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

Socialistas de pro

Sería bueno que todos fuéramos a una en la defensa de la región de Granada: ciudadanos, políticos, empresarios e intelectuales

Han tenido que venir dos socialistas de pro, José Manuel Macarro y Alfonso Lazo, ambos profesores de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla y ex diputados del PSOE, para darle carta de naturaleza histórica a la gran mentira de Andalucía.

El primero acaba de definir a Andalucía como "Una suma de regiones a las que la Junta intenta dar unidad administrativa y cultural", y el segundo -también ex secretario general del PSOE de Sevilla- ya afirmaba en febrero "Voy a decir una herejía. No creo que exista un pueblo andaluz como tal", añadiendo que "no existe un ser andaluz", y meses antes declaraba que "si creemos que Sevilla es lo mejor del mundo no habrá cambio ni progreso".

Dos sevillanos, profesores -para más inri- de Historia Contemporánea e históricos socialistas, que ni ellos mismos se creen el postizo autonómico andaluz, suma artificial de dos regiones, la andaluza y la granadina, la desarrollada y la no desarrollada, la rica y la pobre…, y que han tenido la decencia de reconocer la monumental farsa autonómica que llevamos padeciendo durante 40 años y que, a menos que la región de Granada y sus ciudadanos alcemos nuestras voces firmes y reivindicativas de lo que nos pertenece, seguiremos padeciendo durante otros 40 años más.

Pero ya sabemos que nuestro atraso no es sólo culpa del régimen andaluz, sino también de los políticos que dicen representarnos, de la ausencia de una burguesía capitalista interesada por el desarrollo de nuestra región y de nosotros mismos, primero votando a quienes nos perjudican y después callados y aguantando todo lo que nos echen.

Ahora que se aproximan elecciones es momento de revertir esta situación, mirando al pasado para aprender de nuestra singular historia, pero también de nuestros errores, y mirando al futuro para sentar las bases de nuestro progreso, que nadie nos va a regalar, sino que habremos de conseguir con el esfuerzo y la unidad de todos.

Porque sería bueno que todos fuéramos a una en la defensa de la región de Granada: ciudadanos, políticos de todos los signos y colores, empresarios, intelectuales… Si así fuera, con la acción conjunta de todos, otro gallo nos cantaría, pero la triste realidad es justamente la contraria, no prima el interés colectivo, sino el individual de personas concretas que deciden por nosotros lo que nosotros no queremos para nuestra tierra. Pero primero tienen que reconocer lo que socialistas sevillanos de pro como Macarro y Lazo sí se han atrevido a reconocer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios