Salud sin fronteras

Turismofobia

Debemos tomar conciencia de que estos ataques suponen una grave actuación contra un sector clave de nuestra economía

Llevamos unos días con informaciones relativas a la realización de ataques contra el turismo por parte de grupos radicales de Cataluña, Baleares, País Vasco y Valencia.

Este fenómeno me parece preocupante ya que sus efectos potenciales consistirían en la afectación de la imagen de España y la consiguiente disminución del número de visitantes.

El turismo es uno de los elementos esenciales de nuestra economía desde hace ya muchos años. Creo que debemos reseñar que en los últimos 5 años la situación de inestabilidad de países como Siria, Egipto, Turquía y otros, ha beneficiado a nuestro sector turístico haciendo que España sea un destino aún más atractivo.

De alguna manera, parte de la mejora de los datos macroeconómicos se debe al hecho de que el turismo en España de ha beneficiado del deterioro de la oferta de países como los citados. No deberíamos caer en el espejismo de que todo va mejorando gracias a las medidas de política económica, ya que en el turismo hay una clave esencial, pero eso puede ser motivo de otra columna.

Lo que es cierto es que estos ataques contra el turismo buscan hacer daño a la economía y por tanto, pueden hacer daño a empresarios y trabajadores del sector así como del resto de sectores relacionados con el turismo.

Por eso, este asunto es un tema mayor aunque hasta ahora parezcan casos aislados y teóricamente anecdóticos. En el ámbito del turismo la competencia entre países es una variable fundamental y es evidente que nuestros competidores usarán estos actos vandálicos para tratar de desacreditar España como destino turístico seguro.

La guerra económica puede estar servida; no olvidemos que en España el primer semestre de este año, hasta el mes de junio, cierra con un incremento del número de turistas extranjeros del 14,9% y son ya 36 millones de visitantes que han dejado en el país un total de 37.217 millones de euros.

En el caso de Andalucía en general y de Granada en particular, el turismo es también una de nuestras principales fuentes de crecimiento económico y de desarrollo. Es un sector que cuidamos y mimamos desde hace tiempo, aunque falte asegurar un mejor trato a los trabajadores.

Por estas razones, el Gobierno y el conjunto de la sociedad debemos tomar conciencia de que estos ataques suponen una grave actuación contra un sector clave de nuestra economía.

Y aunque parezca que no viene a cuento, este es un sector sobre el que debemos reclamar mejor calidad en el empleo y mejores salarios. Por justicia social y porque hay que evitar acabar con la 'gallina de los huevos de oro'.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios