Lapidario

Vendedor de crecepelo

En una entrevista concedida a una televisión local, el expresidente del Granada CF recibió en su ático de la capital al equipo de periodistas. La entrevista transcurrió en el salón y Pina se sentó en un gran sofá repleto de cojines de Versace. Es un simple detalle del elevado tren de vida que mantenía el dirigente y que, presuntamente, era sufragado desde las arcas del Granada CF, de donde salieron al parecer 300.000 euros encubiertos para que el mandatario pudiera comprarse un yate nuevo, el famoso El Duende. Aquel año, 2014, con el Granada CF en la élite del fútbol y Pina en la cima de su popularidad en la capital, también aumentó su flota de coches con un potente Aston Martin V8 Vantag, aunque no presentó declaración de la renta al declararse insolvente. Mañana tendrá que declarar en la Audiencia Nacional por una pieza separada del caso Líbero un hombre que sigue despertando sentimientos encontrados en la afición: unos siguen manteniendo que tuvo una acertada política deportiva y, para otros, fue un simple vendedor de crecepelo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios