El sector servicios ha dado lo mejor y lo peor del empleo granadino en septiembre: ha sido el que más puestos de trabajo ha destruido, pero al mismo tiempo el que más contratos ha firmado en un solo mes. Eso sí, la gran mayoría de estos han sido temporales, lo que sigue provocando que este sector sea uno de los que tienen mayor precariedad laboral en un país donde la estabilidad brilla por su ausencia. A buen seguro los parados de larga duración agradecen un contrato, sea el que sea, pero eso no es óbice para ofrecer ciertas condiciones laborales, algo que se puede aplicar no solo a este sector, sino a cualquier empresa que busque nuevos empleados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios