El duende del Realejo

Los escritores olvidados

Se pretende una obra total y como nunca se ha llegado a abordar y que al mismo tiempo sea un manual asequible

La librería anticuaria barcelonesa de Cervantes y Canuda ofrecía a los aficionados una interminable sucesión de habitaciones, llenas de misterio, conocimiento y telas, también, de muy diversas arañas, en altas estanterías pletóricas, exultantes de libros de toda temática, clase, tamaño y antigüedad, que transcurría como un dédalo infinito entre las calles citadas que daban nombre a aquel sorprendente comercio bibliográfico. Una tienda que, para crecer, fue uniendo a lo largo del último siglo y medio, por el interior urbano de una manzana en el centro histórico de aquella maravillosa ciudad -hasta que hace apenas un par de años sus dueños decidieron cerrarla- todas las estancias de los pisos bajos de todos los edificios que se hubiesen construido entre las dos calles. Un universo infinito de variadísima bibliografía en el que era posible -me fue posible varias veces- hallar ejemplares raros, difíciles y de los más insospechados autores.

Allí, en aquellas penumbras llenas de imaginación y saber, pude distinguir, y no se cómo, un lomo color burdeos con nervios y letras doradas a fuego, parte sola visible de una media pasta española en holandesa, que ponía Catálogo de escritores cordobeses. Rafael Ramírez de Arellano. Y sí, se trataba, nada menos, que del Ensayo para un Catálogo Biográfico de Escritores de la provincia y diócesis de Córdoba, con descripción de sus obras del también cordobés Rafael Ramírez de Arellano, que había sido premiada por la Biblioteca Nacional en 1916 e impresa a expensas del Estado por la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos (1922). Pocas obras de esa importancia y calibre he hallado en mis incontables excursiones bibliográficas como ésta.

Ahora se nos anuncia gozosamente la elaboración, por iniciativa del Centro Artístico de Granada, de una Historia de la Literatura Granadina. La idea, del tan inteligente como brillante magín de Juan Chirvecher, se concreta en una obra que acometen varios autores de prestigio y relumbrón, con la que habrá de saldarse la voluminosa deuda que Granada tiene con los escritores que han nacido o vivido en esta tierra tan culta como olvidadiza. Se pretende una obra total y como nunca se ha llegado a abordar y que al mismo tiempo sea un manual asequible para la enseñanza. Hasta hoy sólo existen trabajos, muy valiosos, ciertamente, pero parciales; como los de los profesores Antonio Gallego Morell, Amelina Correa Ramón y Andrés Soria Olmedo, por ejemplo. Es, sin duda, una idea feliz para una obra que se hacía necesaria desde hace mucho, mucho tiempo. Sólo falta un editor de altura y dimensión. Creo que se aceptarán candidaturas ¿O noasas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios