Lapidario

El estreno reabre heridas

Está claro que tener ya un AVE es infinitamente mejor a lo que había antes, nada. Y que se mira al presente y al futuro de otra manera, probablemente con más decisión y optimismo. Que Granada, en definitiva, se puede dar con un canto en los dientes y empezar a ver las cosas de otra manera y aspirar a ir creciendo a lomos de la Alta Velocidad, entre otras infraestructuras. Pero que sigue habiendo algunas deficiencias que hay que ir subsanando con el tiempo también es cierto. En cualquier caso, todo kilómetro de AVE nuevo que se hace acaba reabriendo heridas en los lugares en los que están peor. Que se lo digan a las provincias vecinas de Almería y Jaén, que ahora se sienten un poco más aisladas con la conexión de Granada por Antequera. Como también han vuelto a crecer las protestas en sitios como Extremadura o Galicia. Y es que las infraestructuras deben crear cohesión territorial y unir, pero no es fácil que llueva a gusto de todos y es verdaderamente complicado gestionar este tipo de cuestiones. Esperemos que muy pronto todos esos sitios también tengan las mejores conexiones que vertebren el país.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios