Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

Al infierno

No sabe Susana Díaz qué favor le hace a la derecha con tanto insulto fascista y con tanta tontería demoníaca

Susana DÍAZ está desatada, no digiere que se le ha acabado la mamandurria, y a sus morros, brazos cruzados, cínicas sonrisas, demás aspavientos y falta de fair play en todo el proceso que la ha llevado a la oposición, hay que añadir su comportamiento absolutamente antidemocrático al alentar y no escatimar gastos para reventar la investidura de Juanma Moreno, hasta el punto de fletar autobuses gratuitos con desayuno, comida y bocata de vuelta incluidos para que todos los socialistas que no quieran ser tachados participaran en el escrache a la democracia que sufrió el Parlamento andaluz el martes pasado.

Pero el trastorno transitorio de la ex no acaba con estas lindezas, sino que aumenta conforme pasan los días. Su última ocurrencia ha sido calificar de demonio a todo votante de derechas, porque Cs ha decidido pactar con el mismísimo demonio para coger unos silloncitos de nada, los de Marín y Bosquet.

Aparte del hartazgo del insulto continuo contra todos los que no la han votado a ella o a la extrema izquierda podemita, el que mande a las calderas de Pedro Botero a 1.145.253 votantes -sin contar los 659.631 de Cs, que supongo estarán sólo en el purgatorio- la convierte en patética y esperpéntica.

Pero desde el infierno todos los votantes de derechas van a movilizarse más aún en las próximas elecciones municipales y europeas -y autonómicas en otras CCAA-, no ya para mandarla a ella al infierno -en el que ya está y el que todavía le espera…-, sino para mandar también al averno a Pedro Sánchez -el Presidente Sánchez como repite machaconamente la caverna mediática de la izquierda-, y a Torra, Rufián, ERC, PDeCAT, Bildu e Iglesias, que con su casoplón se ha cargado a Podemos y hasta Errejón ha salido huyendo del batacazo electoral que les espera.

No sabe la ex qué favor le hace a la derecha con tanto insulto fascista -porque ella, su PSOE y Podemos sí que están demostrando ser unos auténticos fascistas- y con tanta tontería demoníaca, máxime cuando a ella sí que le espera el mismísimo infierno porque su jefe se la quiere cargar, augurándose un destronamiento rápido y quizás una sustitución por la Ministra Montero, que últimamente sale más en TV que el Sectáreo Ferreras.

En fin, todos los demonios la esperan en el infierno con las calderas bien calentitas, porque el personal está que arde ante esta izquierda radical y totalitaria que quiere imponernos su ideología por narices.

Y que no olviden que, aunque sea desde el infierno, las urnas mandan…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios