La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

Los listos de la crisis: del 'Caler force one' al Tesla

No nos equivoquemos: son las personas las que necesitan una prolongación de su ego, no las instituciones

El Tesla en el que ya viaja el presidente de la Diputación de Huelva. El Tesla en el que ya viaja el presidente de la Diputación de Huelva.

El Tesla en el que ya viaja el presidente de la Diputación de Huelva.

El presidente de la Diputación de Huelva ha metido la pata y el de Sevilla, también. Los dos socialistas. Rodríguez Villalobos sorprendió a finales de septiembre aprobando un sobresueldo de 26.000 euros para seis altos cargos, los seis directores generales que componen su guardia pretoriana, como reconocimiento a su esfuerzo extra en la pandemia y a Ignacio Caraballo lo hemos colocado esta semana en el mapa político nacional gracias a su Tesla de alta gama con el que quiere ser "punta de lanza de la modernidad".

¿Se acuerdan de Aquilino Alonso? Pues el consejero de Salud que incendió la crisis sanitaria de la fusión hospitalaria en Granada, incondicional de Susana Díaz antes y después de su conversión sanchista, es uno de "los seis magníficos" premiados ahora por el "tito Fernando", como titulaba ácidamente el periodista de Diario de Sevilla que dio la exclusiva en todas las cabeceras de Joly. Aquilino debe ser excepcional. No tardó ni dos meses en ser colocado. Tras casi cuatro décadas en el poder, el PSOE perdió la Junta en diciembre de 2018 y, en febrero del año siguiente, ya se hacía pública su incorporación como alto cargo en la Diputación con un sueldo de más de 74.000 euros. Se ve que es poco para alguien de su perfil (licenciado en Medicina en Oviedo y máster en salud pública ¡por La Habana!) porque ahora, en plena crisis sanitaria pero también social y económica, pasará a cobrar más de 100.000 con el aguinaldo adelantado que ha repartido el veterano socialista sevillano que lleva media vida haciendo de sucursal franquiciada de San Vicente (la sede del PSOE regional).

La inexplicable subida de sueldos se produce además sin la más mera autocrítica -más allá de nombrarlo eufemísticamente como un "complemento económico"- y sin espacio alguno para la rectificación: no hacía falta que lo apoyaran los diputados de Cs pero ahí estuvieron los naranjas de a saber qué bando... Todo esto es política, bien, pero lo realmente indignante son los "motivos": ¿Sobresueldo para altos cargos que trabajan? ¿Que cubren funciones de compañeros que están de baja? Imagino que no sabe Villalobos, ni sus asesores, lo que está pasando ahí fuera con medio país del sector privado en ERTE y hasta los funcionarios pendientes ya de si congelan sueldos o desaparece alguna paga extra.

Para opinar sobre la noticia del Tesla de Caraballo he tenido que hacer un duro trabajo de campo... Un grandísimo amigo me ha conseguido todos los pliegos de contratación y me ha dado una lección exprés sobre los parques móviles de las diputaciones -le robé la tarde del viernes para no criticar sin rigor-. Así que no escribo de oídas, tengo decenas de documentos sobre los que poder argumentar que el "capricho ecológico" del presidente de la Diputación de Huelva es justo eso: un capricho. Y que, si se esconde algún intangible estratégico para su provincia con la multinacional de Elon Musk, debería contarlo en lugar de intentar zanjar el debate con obviedades como que hay que renovar la flota y apostar por la movilidad sostenible: "Esto es la modernidad y tenemos que adaptarnos". ¡Claro! Pero el asunto es cómo. Porque si nos fijamos en otra Diputación amiga, la de Granada, se ha hecho justo lo mismo pero incorporando Kia y Toyota híbridos que rondan los 35.000 euros en sus modelos más ecológicos y eficientes. El Tesla Model 3 Performance AWD de Caraballo se va a los 60.000 euros y, con el sistema de renting licitado, se desembolsarán casi 2.000 al mes durante cuatro años (96.000 euros) para un vehículo que ni siquiera pasará a formar parte de la flota pública.

Se ve que ser de izquierdas no te libra de caer en el dispendio y la ostentación. Y se ve, también, que no hemos aprendido nada desde la crisis del Caler Force One (¡qué acierto el de Carlos Herrera!) que tanto juego nos dio en Granada hace quince años cuando el entonces presidente, también socialista, desató la polémica con su espectacular Audi A-8 blindado, con nevera, asientos eléctricos y teléfono vía satélite incorporado. Pero no nos equivoquemos. Quienes necesitan una prolongación de su ego son las personas, no las instituciones y ni siquiera los partidos. No generalizando. ¿Alguien se imagina a Pepe Entrena comprando un Tesla de lujo y regalando 26.000 euros a sus altos cargos por trabajar? Yo tampoco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios