Lapidario

La locomotora de la provincia

Los hosteleros tienen claro que el motor de la economía de Granada es, sin lugar a dudas, la Alhambra. Estamos en lo más crudo de la segunda ola del coronavirus, pero el monumento nazarí demuestra que poco a poco va retomando el vigor de antaño y vivirá su primer lleno durante este puente del Pilar desde que reabrió sus puertas tras el confinamiento. Eso sí, el aforo actual no es el de antes, pero el hecho de que se haya vendido todo el papel es la noticia más esperanzadora para los sufridos hosteleros de Granada. Ahora que la capital se acerca a la tasa de 500 contagios por cada 100.000 habitantes, que podría suponer medidas más estrictas para controlar la pandemia, el sector podrá al menos recuperar parte de su esplendor pasado durante este fin de semana. La Alhambra es mucho más que un monumento, mucho más que la locomotora de toda una provincia. Es también un termómetro del vigor de la economía y, con las debidas medidas de seguridad, que se llene es una noticia que llena de esperanza un día en el que, otra vez, Granada dispara los contagios de coronavirus.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios