Salud sin fronteras

26 millones de españoles

No hay que minusvalorar que haya un sector de la sociedad que avale pronunciamientos militares

Reconozco que he dudado mucho sobre si dedicar esta reflexión a la peligrosa e inaceptable amenaza que, al parecer, un señor que había sido militar habría escrito en un grupo de WatsApp. Parece ser que se proponía empezar a fusilar a 26 millones de españoles que según el autor de la propuesta, serían "hijos de puta".

Se entiende que en este WatsApp ser "hijo de puta" es la equivalencia a ser de izquierdas y/o haber votado y apoyado a los partidos que han votado a Pedro Sánchez en la investidura como presidente del Gobierno de España, en coalición con Unidas Podemos.

Yo creo que no hay que confiarse en base a que este tipo de situaciones no son posibles en el siglo XXI o en la Europa democrática que conocemos hoy; y es que si algo nos enseña la historia es que no hay nada imposible. Y he dudado sobre si escribir hoy en relación a este asunto, porque aunque realmente creo que no es factible un pronunciamiento militar de esa naturaleza en la España de hoy, no hay que confiarse.

Pero también he creído conveniente alzar la voz para contribuir con un pequeño granito de arena a concienciar a la sociedad democrática de que la democracia la tenemos que defender cada día sin pausa ni descanso. Tenemos que asegurar que los valores democráticos estén arraigados en cada persona y, de no ser así, quienes hagan apología de pronunciamientos golpistas y amenazas a la vida de cualquier español deben recibir el peso de la ley y el desprecio social más absoluto.

No hay que minusvalorar ninguna amenaza a la democracia y a la vida de las personas y, menos aún, si vienen de parte de personas que han ostentado altas responsabilidades en la escala militar y que con estas amenazas se ponen de hecho fuera de merecer el honor de ser militares. Ser militar no es eso.

Y no hay que minusvalorar que haya un sector de la sociedad que avale o aliente estos pronunciamientos y que tenga un partido político que les represente para conseguir un modelo de sociedad autoritaria en la que no tengan cabida (según ellos) 26 millones de españoles. Por eso, todos quienes crean en la democracia y no hayan denunciado estas amenazas, ya están tardando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios