Lapidario

Con la música a otra parte

El refrán irse con la música a otra parte parece estar hecho para la OCG en estos momentos. Su calendario de protestas sigue en pie después de que ninguna administración mueva un dedo para subsanar la deuda millonaria, ni para dotar a la orquesta de una presupuesto a su altura. Los trabajadores de la OCG viajarán hasta Sevilla el jueves para manifestarse en la puerta del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, después de que está se niegue en rotundo a poner un euro más. ¿Hará lo mismo la institución presidida por Juanma Moreno con la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla? No obstante, el debate no debería enrocarse en esto, aunque da para un análisis serio sobre el reparto de recursos en la comunidad autónoma. ¿Es digno tener a una orquesta maltratada con una plantilla con el ánimo por los suelos? ¿Se pueden costear las administraciones (Junta, Ayuntamiento, Diputación) una orquesta? ¿A qué precio? Son preguntas que deberían plantearse. De nada valen los planes de choque, ni tampoco las declaraciones carentes de efectividad. Sean serios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios