Editorial

El papel de Susana Díaz

LA puesta de largo política de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado jueves en Madrid ha removido las aguas estancadas de la política española y fortalecido el papel de quien encarna una de las baronías más destacadas del poder territorial de España. Lo que corresponde en teoría a la persona que dirige una de las comunidades autónomas más importantes del país -y pronto, una de las federaciones socialistas más influyentes- y que fue motor decisivo en la construcción del Estado de las Autonomías fue refrendado en la capital del Reino a través de una intervención con perfil propio y evidente significación política. Perteneciente a la tercera generación del socialismo contemporáneo y ansiosa por marcar distancias con el pasado del PSOE -aunque, ciertamente, ha ocupado cargos en todas sus etapas desde que era adolescente-, Díaz desgranó en la tribuna madrileña una auténtica enmienda a los dos errores más graves del periodo de Zapatero en el Gobierno. Hizo autocrítica, en definitiva, que es lo que no había hecho ningún alto dirigente socialista en los últimos años. Fue un error, en efecto, la aceptación complaciente por el ex presidente el Gobierno de un estatuto catalán claramente orientado a desbordar la Constitución, por no hablar de su visión de la nación española como un concepto "discutido y discutible", origen, no único pero decisivo, del desmadre territorial desatado en los últimos tiempos. Y fue otro error, comúnmente reconocido, la negativa de Zapatero a afrontar la gravedad de la crisis, incluso negando su propia existencia, y el triunfalismo con que habló de los "brotes verdes" nunca confirmados. Con este desmarque de las políticas de Zapatero, y también de Rubalcaba, Díaz irrumpe en la política nacional con fuerza propia que exige ser tenida en cuenta por amigos y enemigos. Consolidarla exige una gestión en Andalucía que sea solvente, limpie la Administración autonómica y saque a la región del pozo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios