Lapidario

Que no sea papel mojado

Que el Ayuntamiento y la Universidad de Granada se den la mano para transformar y revitalizar el Albaicín está fenomenal. Más si ya se ha diseñado y se valora una batería de propuestas con la intención de buscar la mejora de la calidad de vida de los vecinos, así como de los visitantes de uno de los barrios más espectaculares de nuestro país. Los grandes frentes, sin lugar a la duda, pasan por mejorar la movilidad, luchar contra el ruido y lograr impulsar el comercio de la zona. También, aunque alguno no lo quiera ver, prestar un mayor interés por la conservación de los espacios, limpieza incluida. Pero al margen de las intenciones lo que hace falta es que la idea y las propuestas fructifiquen, que no sea flor de un día en las páginas de un periódico o de alguna rueda de prensa al hilo que luego se quede en la foto y en los Twitter y demás. No hay nada más que girar la vista y recordar aquello que se llamó Foro Granada-Motril, que pretendía sentar las bases de un nuevo eje económico y que se presentó como la alianza estratégica "con más potencialidad del Sur de Europa". ¿Han sabido algo más allá de la intención?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios