Lapidario

Un pasito hacia detrás

En la semana del lío entre la Universidad y "los bares de copas", al final nadie se ha librado. Los datos del coronavirus apuntan alto, son duros y hablan de una violencia en Granada y su Área Metropolitana difícil de contener. Es por ello que la Junta procedió ayer a poner una marcha más en sus medidas que afectan también a la hostelería y a la vida social de los granadinos en general. Unas medidas por el bien común y durante catorce días, pero con varias lecturas. Por un lado, la más evidente es que en tres días han tenido que hacerlo dos veces. ¿No era más lógico haberlo hecho todo del tirón el martes? Este doble paso además ha creado un ambiente de crispación entre la UGR, la Junta y la hostelería. Por otro lado, la pregunta de si las medidas ¿son suficientes? o ¿es de nuevo una media tinta que atrasa el confinamiento? En cualquier caso, les ha tocado la china de ser políticos y hoy y mañana son a los que les tocará responder a la gestión que hicieron de la pandemia. Un asunto nada fácil, pero en el que todo siempre parece un pasito hacia detrás.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios