Lapidario

Del periodismo a la política

No es la primera vez en este ciclo electoral que acaba de abrirse que vemos a un periodista dejar el papel y el boli para coger el micrófono de alguna tribuna política de oradores. Lo hizo Antonio Cambril, ahora candidato de Unidas Podemos a la Alcaldía de Granada; y más recientemente Pablo Montesinos, número uno del PP al Congreso por Málaga. El último en subirse al carro ha sido el periodista Vicente Azpitarte, que encabezará la lista al Senado de los populares por Granada. Entre sus virtudes, desde luego que no está la continencia verbal ni la moderación en sus opiniones. Como opinador, Azpitarte siempre se ha desmarcado como un fiscalizador impenitente, algo que se ha encargado de dejar patente en su cuenta de Twitter. Es de esperar que hará lo mismo como miembro de la Cámara Alta. Sólo habrá que pedirle que no proponga a Benzema como relator para el conflicto de Cataluña. O que como político no aplique el mismo doble rasero que ha demostrado en asuntos baladíes como el VAR o el acierto de Solari al frente del Real Madrid. Como a cualquier otro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios