A pierna suelta A pierna suelta

A pierna suelta

Es una pena que en estos días tengamos que resignarnos a las escenas de gente durmiendo en la calle con el frío que ya hace en Granada y mientras se da ese contraste de los adornos de Navidad, que empiezan a florecer pese a estar a primeros de noviembre. Un doble rasero con el que es muy difícil conciliar. Al menos este hombre encontró la paz en la Fuente de las Batallas y pudo tumbarse a pierna suelta en un banco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios