GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Rosa de los vientos

Pilar Bensusan

bensusan@ugr.es

El presidente de España

¿Es que los niños pueden hacer sus tareas 'online' y sus señorías no pueden trabajar telemáticaente?

Sí sr Sánchez, usted mismo dijo ser el presidente de España en su último Aló Presidente. Y es que, con su insaciable ambición, le queda corto ser presidente del Gobierno. Ya ha apuntado maneras presidenciales en las innumerables ocasiones -memorable su ridículo en aquel besamanos- en las que ha relegado al Jefe del Estado en momentos clave para España, o le ha enviado o querido enviar fuera, para anularlo y erigirse usted en protagonista absoluto de esta España asolada por más de 13.000 fallecidos por una pandemia que devasta miles de vidas y de trabajos cada día.

Y como tal presidente de España ha cercenado todos nuestros derechos y libertades ciudadanas, enmascarando su actuación dictatorial bajo un estado de alarma, cuando estamos de facto en un estado de excepción, para cuyo decreto necesita la previa autorización del Congreso (artículo 116.3 CE), al cual sólo le da cuentas a posteriori de sus decretazos, mutilando nuestros derechos constitucionales y manteniendo paralizada a la más alta institución democrática del Estado, como buen dictador.

¿Es que los niños pueden hacer sus tareas escolares online y sus señorías no pueden trabajar telemáticamente? Eso sí, nada de renunciar a dietas y demás gastos de alojamientos que ahora no usan. Es decisión individual de sus señorías según la separatista Batet. Espero que cuando den el sablazo a los míseros salarios de los funcionarios, también podamos decidir si queremos o no.

También como presidente de España censura en sus esperpénticas ruedas de prensa, con preguntas y respuestas preparadas, a los medios de comunicación no afines, no permitiendo una información veraz y en libertad de expresión. Ya son muchos los medios que se niegan a participar en sus pantomimas informativas totalitarias. Y qué decir de las comparecencias de sus títeres y sus métodos para falsear datos de víctimas, contagiados y curados, que además para su siervo Simón son sólo picos, curvas y mesetas, en vez de personas con dramas humanos y no los fríos números de los partes de sus marionetas.

Eso sí, como buenos bolivarianos, los miembros de su ominoso gobierno tienen test a la carta y corren a la sanidad privada y sus suites con respiradores para que les curen del coronavirus que cogieron el 8-M, a pesar de llevar guantes morados y de estar tomando precauciones desde febrero.

Pues mire Sánchez, no es presidente de España y, tras esta crisis, espero que, con su insostenible situación, tampoco lo sea del Gobierno de concentración nacional que España necesita.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios